lesiones temporales

Las lesiones temporales

¿Cuáles son las lesiones temporales y en qué consisten?

Definidas en el artículo 134.1 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, como aquellas que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela.

La estabilización lesional es el momento en el que se consigue la máxima evolución del proceso curativo, el tratamiento ha sido aplicado el máximo y más aplicaciones no se prevén como necesarias si no es que se presenta alguna complicación.

Dentro de las lesiones temporales debemos distinguir entre Perjuicio Personal Básico, Perjuicio Personal Particular y Perjuicio Patrimonial.

  1. Perjuicio Personal Básico, entendido como el perjuicio común que se padece desde la fecha del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta la estabilización la lesión y su conversión en secuela. Se valora con una cuantía diaria (31,33€ en el año 2.020).
  2. Perjuicio Personal Particular, se trata del perjuicio por la perdida temporal de calidad de vida, compensa el perjuicio moral por el impedimento o limitación que provoca la lesión o su tratamiento.
  3. Perjuicio Patrimonial, entre ellos, asistencia sanitaria y diversos gastos resarcibles.

Grados del Perjuicio Personal Particular

  1. Moderado, pérdida de autonomía para realizar una parte relevante de las actividades específicas de desarrollo personal (54,29€ día).
  2. Grave, pérdida de autonomía personal para realizar una parte relevante de las actividades esenciales de la vida ordinaria o la mayor parte de sus actividades específicas de desarrollo personal (78,31€ día).
  3. Muy grave, pérdida de autonomía personal para realizar la casi totalidad de las actividades esenciales de la vida ordinaria (104,41€ día).

Incluyen la cuantía del Perjuicio Personal Básico y son excluyentes entre sí, sucesivos y un único grado por día.

Perjuicio Personal Particular causado por intervención quirúrgica

Por cada intervención quirúrgica, en atención a las características de la ope

¿Cuáles son las lesiones temporales y en qué consisten?

Definidas en el artículo 134.1 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, las lesiones temporales son aquellas que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela. La estabilización lesional es el momento en que se consigue la máxima evolución del proceso curativo, aplicándose el tratamiento al máximo y sin prever más intervenciones a menos que surjan complicaciones.

Dentro de las lesiones temporales, se distinguen categorías como Perjuicio Personal Básico, Perjuicio Personal Particular y Perjuicio Patrimonial:

  • Perjuicio Personal Básico: Refleja el daño común desde la fecha del accidente hasta el final del proceso curativo o la estabilización de la lesión. Se valora con una cuantía diaria (31,33€ en el año 2020).
  • Perjuicio Personal Particular: Compensa la pérdida temporal de calidad de vida debido al impedimento o limitación que provoca la lesión o su tratamiento.
  • Perjuicio Patrimonial: Incluye asistencia sanitaria y diversos gastos resarcibles.

Los grados del Perjuicio Personal Particular se categorizan como moderado, grave y muy grave, cada uno asociado a una pérdida específica de autonomía personal, compensándose con distintas cuantías diarias. Además, cada intervención quirúrgica puede incrementar la compensación, variando entre 400€ y 1.600€, dependiendo de la complejidad y la técnica utilizada.

En el manejo de estos casos, la intervención de abogados especializados en incapacidades es esencial. Estos profesionales evalúan profundamente el impacto de las lesiones, asesoran sobre las compensaciones adecuadas y representan al lesionado en todas las etapas del proceso legal. Su experiencia es crucial para negociar con aseguradoras y garantizar que los derechos del afectado se mantengan, proporcionando no solo asesoramiento legal, sino también soporte emocional y manejo estratégico del caso. Esta asistencia integral es fundamental para asegurar una compensación justa y para facilitar la recuperación del lesionado, subrayando la importancia de su rol en estos procesos.

ración, complejidad de la técnica quirúrgica y tipo de anestesia. Se indemniza con un importe de 400€ a 1.600€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir arriba